jueves, 23 de mayo de 2013

¡¡¡RESCATE EN EL COLE!!!



Hola chicos/as!!! 
La pasada semana ocurrió un acontecimiento en nuestro Colegio del que muchos ni llegasteis a enteraros por estar en clase. Os cuento... Una pequeña gatita de tan solo unos meses de vida, debió saltar la tapia del patio de baloncesto para caer en la pista, sin posibilidad de encontrar una salida a su aventura viajera. Así pasó la pobre largas horas sin comer, beber ni poder moverse del sitio en cuestión. Como es lógico pensar, con la sirena del recreo, buscó un escondite en el hueco del cuartillo de Juan el conserje, justo detrás de la canasta, para refugiarse de miradas de desconocidos. Ya sabeis que los gatos son muy desconfiados con las personas por las "trastadas" que pueden llegarle a hacerles algunos desalmados. Por eso, muchos ni siquiera llegaron a verla. El problema era, que al ser tan pequeñita, resultaría imposible volver a trepar el muro y lo que es peor aún, encontrar comida por sí misma. Finalmente, con la inestimable ayuda de la Señorita Lorena, se consiguió sacarla del escondite y darle de comer. ¡Estaba sedienta!
Ahora venía un segundo problema... ¿Qué hacemos con la gatita?
Como bien sabeis algunos, la señorita trabaja para la Sociedad Protectora de Animales como voluntaria, así que "tiró" de sus contactos para encontrarle una mamá dueña al animalito.
Es de imaginar, que tras medio día en brazos de la Seño Lorena, la gatita terminó por acostumbrarse a ella. Imaginaros a la seño con un bebé gatuno acurrucado en sus brazos, vamos, para una foto jeje. Luego tuvo que viajar hasta Málaga como copiloto de la Seño. No sabemos bien si la gatita llegó a conducir o cambiar las marchas para ayudar a la conductora con tanta curva.
Lo importante es que la historia terminó genial y, una vez más, se demostró que a los animales abandonados que nos encontramos en la calle, podemos ayudarlos y darles  una segunda oportunidad. Quizás haya algún dueño que pueda hacerse cargo de ellos y recibir el cariño que solo una mascota puede dar.
A los dos días, la gatita que responde al nombre de "Sacha", ya pudo disfrutar de su nuevo hogar y seguramente, en estos momentos, corretea y salta feliz por todas las habitaciones.
Desde nuestro Blog, le doy las gracias a la "salvadora" de Sacha por regalarle una nueva dueña y por su amor hacia los animales y sobretodo a Isa, su madre adoptiva, por aceptar quedarse con una gata que seguro jamás dejará de darle su cariño.
Aquí os dejo algunas fotos de la gatita Sacha, que un buen día decidió visitar nuestro precioso colegio con la esperanza de tener una vida mejor:



1 comentario:

  1. Que bien esa gatita ahora puede tener una vida mejor.

    ResponderEliminar